CARGANDO

Escribe para buscar

El arte japonés del Kitsugi: ¿cómo hacer y reparar los objetos rotos con oro?

Hogar y Decoración

El arte japonés del Kitsugi: ¿cómo hacer y reparar los objetos rotos con oro?

Compartir
Kitsugi, cómo hacer

Se te acaba de romper una taza de desayuno o un objeto al que le tienes mucho cariño. Ni se te ocurra tirarlo, hoy te vamos a contar cómo reparar dicho objeto con el arte japonés del Kitsugi: ¿cómo hacer y reparar los objetos rotos con oro?

Puede que tu instinto te lleve a pensar en deshacerte de la taza o el objeto roto, nosotros te proponemos darle una nueva vida a través del kitsugi.

Esta práctica nipona revivirá tu objeto favorito dándole un aspecto nuevo ya que lucirá como una pieza nueva y diferente.

¿Qué es el kintsugi y cómo funciona el arte japonés de reparar objetos?

El kintsugi es un arte japonés centenario que consiste en reparar la cerámica rota y transformarla en una nueva obra de arte con oro, el metal tradicional utilizado en el Kintsugi.

El kintsugi se traduce como carpintería dorada ya que usa una combinación de dos palabras japonesas para el “Kin” (dorado) y “tsugi” (carpintería).

Esta práctica también se conoce como kintsukuroi. Consiste en darle un aspecto nuevo al objeto usando las partes rotas o cicatrices del objeto en el centro de atención de la pieza al repararlo con oro.

De esta forma, convertimos el objeto o pieza en algo único y exquisito.

La historia cuenta que el kintsukori se remonta al siglo XV, cuando, el shogun Ashikaga Yoshimasa rompió su cuenco de té de cerámica china favorita, y lo envió a reparar.

El resultado no le gusto ya que venía con feo y con grapas de metal que le daban un aspecto desagradable a su taza. Esto motivo que el shogun pidiera otra forma de arreglar su pieza.

Desde ese momento, se dice que ahí se originó el arte del Kintsugi. Como curiosidad, comentar que este arte también se puede considerar una filosofía como el mindfulness, ya que pertenece al ideal zen de abrazar la imperfección basado en el Wabi sabi.

Además, este sistema de reparación también se relaciona con otras expresiones japonesas, como el mushin, que significa liberar la mente y aceptar el cambio. También se relaciona con el mottainai que se traduce como lamentar el desperdicio de algo.

En otras palabras, el kintsugi o kintsukori significa encontrar el placer en los objetos rotos y desgastados y aprender a valorar sus imperfecciones como algo bello y perfecto.

Kitsugi: ¿cómo hacer y reparar cerámica con oro?

Si has roto tu plato o taza favorita y quieres una solución de reparación elegante y diferente, sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas para reparar y darle nueva vida a tu cerámica favorita.

En los orígenes de este arte se utilizaban elementos de reparación como la laca urushi y harina de arroz para unir las cerámicas. Además se pintaba con oro para darle un toque diferente y hacer de la cicatriz o parte rota un elemento de atención y hermosura.

Materiales y objetos para reparar mediante el kintsukori

Hoy en día no necesitas los elementos tradicionales (laca y harina de arroz) y el oro lo puedes sustituir por una capa de pintura u otros materiales. El límite es tu imaginación.

Aquí tienes un listado de todos los materiales que necesitas:

  • Plato de cerámica o porcelana rota: lo primero que vas a necesitar es la pieza rota.
  • Pegamento o elemento de unión: para ello tienes varias opciones, desde resina epoxi transparente a otros adhesivos adecuados para usar con cerámica. También puede servir pegamento o cola rápida.
  • Pan de oro líquido o polvo de mica dorada.
  • Un pincel fino que puedas tirar ya que lo vas a usar solo una vez.
  • Papel desechable.
  • Los siguientes elementos son opcionales: cinta adhesiva, pinceles, una toalla y un pequeño martillo.

Nota:

Si no tienes un plato u objeto roto, puedes crear arte Kintsugi rompiendo intencionadamente un objeto tú mismo. 

Para ello, no te recomendamos tirar el objeto al suelo ya que puede romper en muchas piezas. Una opción es usar un martillo u objeto de metal pesado para romper la cerámica.

Coloca la pieza encima de una toalla y golpea ligeramente hasta romper la pieza de cerámica. Una vez rota ya puedes practicar Kitsugi o cómo hacer este arte japonés.

Tipos de kintusugi e instrucciones para practicarlos

Lo primero de todo es elegir el elemento a reparar. Si estás pensando en practicar este arte con una taza o vaso para beber que está en perfecto estado, no te lo recomendamos ya que los materiales que usaremos para reparar el objeto pueden ser tóxicos si se consumen.

En este caso, usaremos resina epoxi que no es recomendable para beber de ella ya que no es apta para el consumo de alimentos o bebidas.

Una vez que tienes seleccionado el objeto es hora de escoger qué tipo de reparación kintsugi utilizaremos. 

Hay unos cuantos estilos o tipos principales de kintsugi:

  • Método de la grieta: este es el método Kintsugi más común y fácil de llevar a cabo. Consiste en pegar los objetos con pegamento dorado. 
  • Método de unión o llamada conjunta: Este sistema consiste en la combinación de varias porciones de cerámicas rotas para hacer un plato unificado. Lo difícil de este método es encontrar el encaje entre las piezas. Para conseguir este efecto, te recomendamos escoger una pieza de cerámica que será el objeto principal y complementarla con pequeños trozos de otra cualquiera. Los trozos rotos no tienen que encajar entre sí. Si acaso no te encajan puedes usar la siguiente técnica conocida como makienaoshi que se basa en rellenar los espacios entre las dos cerámicas. 
  • Método makienaoshi o de la pieza: este método es perfecto para usar con cerámicas o piezas rotas muy pequeñas como astillas que ya no tienen posibilidad de ser reparadas. Consiste en usar las piezas rotas y lo que falta añadirlo con una combinación de resina y oro o bien con un compuesto de laca y oro. 
  • epoxi o resina para sustituir las piezas que faltan.

Para aplicar estos pasos debemos hacer lo siguiente:

Preparar el elemento de unión o pegamento

Si vas a utilizar polvo de mica, mezcla a partes iguales polvo de mica y resina epoxi encima de un trozo de papel de cocina. Hazlo justo antes de pegar los objetos, ya que el epoxi se mezcla en cuestión de minutos.

Por el contrario, si quieres usar pan de oro líquido, sólo necesitarás la resina epoxi para pegar la cerámica. A continuación, pinta los bordes de las piezas rotas con el pegamento y júntalas.

Recuerda, que la resina epoxi puede filtrarse hacia adentro.

Si quieres utilizar el método makienaoshi, coloca cinta adhesiva en un lado de la cerámica donde falta la pieza. Asegúrate de que está bien unida al plato. A continuación, rellena la pieza que falta con resina epoxi.

Es recomendable comenzar a pegar las piezas más pequeñas para facilitar el montaje de la cerámica. Para que el proceso sea fluido, espera a que los fragmentos pequeños se sequen durante uno o dos minutos antes de seguir con el proceso. 

Una vez pegamos las piezas es momento de hacer las líneas de oro. 

Diseñar y pintar las líneas con oro

Aquí tienes dos opciones:

  1. Polvo de mica.
  2. Pan de oro líquido. 

Si quieres usar pan de oro, espera a que el adhesivo se seque antes de pintar y crear las líneas. Tarda unos 10 minutos, aproximadamente.

Por otro lado, si estás pensando en usar polvo de mica dorada, puedes añadir trazos adicionales con pan de oro líquido para conseguir un efecto Kintsugi más bonito.

En este caso, es recomendable echar el polvo sobre las grietas justo en el momento en el que pegamento está casi seco. La razón es que así el oro consigue más brillo.

Para mantener el resto del objeto limpio de oro, coloca cinta adhesiva alrededor de cada grieta antes de espolvorear el polvo de mica.

Una vez echas o pintas la grieta puedes rascar las zonas gruesas con un cuchillo fino o bien con una lija suave para darle un toque más suave al objeto. En el caso del oro líquido, hazlo antes de pintar nuevas líneas.

Si con las líneas y el oro te convence el aspecto de la pieza reparada espera unas cuantas horas a que seque antes de ponerla como objeto decorativo.

Nota importante: Recuerda que la resina epoxi es tóxica si se consume, por ello no sirve como elemento reparador para objetos que quieras reutilizar para beber como las tazas.

Y con este aviso, ya sabes todo lo necesario para practicar este arte japonés con tus objetos rotos favoritos. Por otro lado, no dudes en darle un sitio decorativo preferente y que esté bien a la vista.

Recuerda que la esencia del Kintsugi estriba en reconocer la belleza de lo roto y lo que no está roto. Esperamos que os haya gustado este artículo del kitsugi cómo hacer y reparar objetos convirtiéndolos en algo bello y diferente.

Este artículo es uno de nuestros favoritos ya que este arte resume nuestra filosofía de vivir diferente y de forma saludable. Así que si os ha gustado podéis compartirlo con vuestras amistades en redes sociales o bien dejarnos un “me gusta” o un “follow”.

En Renovalia Inmobiliaria os animamos a visitar cada semana nuestro blog en el que os traemos las mejores noticias de estilo de vida.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blog LifeStyle

Suscríbete a nuestro blog LifeStyle

Suscrito con éxito