¿Cuáles son las ventajas de vivir en un pueblo pequeño?

¿Cuáles son las ventajas de vivir en un pueblo pequeño?

En el artículo de hoy vamos a hablar de las ventajas de vivir en un pueblo pequeño. Y es que aunque parezca mentira no todo el mundo quiere o puede vivir en grandes ciudades donde el tráfico y las aglomeraciones son comunes.

¿Qué es la calidad de vida?

La principal razón por la que vamos a hablar del beneficio de residir en una aldea, o pueblo pequeño es la calidad de vida. Pero, ¿qué es la calidad de vida?

La calidad de vida es un término que se refiere al bienestar en todas las área del ser humano, respondiendo a la satisfacción de todas sus necesidades, bien sean sociales (de trabajo, familia, relaciones personales, comunidad), necesidades físicas (de salud, seguridad) o materiales (de vivienda, ingresos, transporte, pertenencias, comida).

La clave es entender que la calidad de vida nos afecta en todos los sentidos, muchos más de los que nos esperamos. Por tanto, es normal que debamos pensar muy bien dónde y en qué lugar vamos a vivir.

Piensa que antes de nada, la decisión de comprar una casa es una de las decisiones más importantes de nuestra vida, ya que no sólo nos jugamos nuestro dinero, tiempo y ahorroa, sino que dicha decisión nos afectará el resto del tiempo que vivamos por lo que tendremos que escoger bien la vivienda.

Pero una casa no es solo el inmueble, sino también dónde está ubicada. El lugar es casi mucho más importante que el propio piso o inmueble. Por ejemplo, piensa en un piso situado mal con respecto al sol, apenas le da el sol y por ello es mucho más frío, consume más y da pocas ganas de vivir en él.

Menudo castigo, ¿no? En cambio, una casa bien situada de cara al sol, todo el día iluminada, es otra cosa. Lo mismo sucede con el lugar donde vivamos, va a marcar la diferencia con respecto a nuestra forma de llevar la vida, es decir, el lugar afecta y mucho a la calidad de vida.

En resumen, la decisión de vivir en un lugar u otro nos afecta más de lo que pensamos. Sin embargo, déjame contarte qué es lo que te pierdes si todavía no vives en un pueblo pequeño.

¿Conoces todas las ventajas de vivir en un pueblo pequeño?

Los lugares pequeños tienen varias diferencias con respecto a las grandes urbes y núcleos de población. Una de ellas es la población, evidentemente el tamaño marca la diferencia. Sin embargo, dependiendo del lugar ésto puede ser una ventaja.

Esto se debe a que en épocas como el verano los lugares pequeños, en especial, aquellos situados cerca de la costa o en zonas de interior cercanas a lugares turísticos o parques naturales aumentan su población para normalizarse después con la llegada del otoño.

El buen tiempo hace que las principales ciudades se vacíen de gente que busca lugares de descanso y ocio para sus vacaciones. En el caso de que el pueblo sea pequeño y en verano se llene tiene la ventaja de contar con dos ambientes bien diferenciados. Uno en verano, lleno y movido, y otro ambiente más relajado el resto del año cuando la población del lugar es la predominante.

Por ello, la gente que viva en un pueblo pequeño pero le guste el movimiento estará encantada de tener gente en verano. Sin embargo, lo bueno es que no todos los lugares y pueblos pequeños tienen este fenómeno, por lo que si buscas un pueblo para vivir, infórmate antes de buscar vivienda, así sabrás a qué atenerte.

Otro punto positivo de vivir en una aldea o pueblo pequeño es que todo el mundo se conoce entre sí, por lo que puedes hacer las siguientes cosas, en función de la confianza y de la seguridad del lugar:

  • Dejar las ventanas abiertas.
  • Los niños pueden ir en bicicleta y jugar por la calle sin temor a que los atropellen o por la presencia de desconocidos.
  • Hacer pedidos como el pan, pescado desde la comodidad de la ventana cada vez que venga el pescadero o quien sea que traiga cualquier producto
  • Respirar un aire más puro.
  • Aparcar el coche cerca de tu casa.
  • Pasear sin tener miedo a los peligros de las grandes ciudades como los robos.

Y es que el entorno de los pueblos pequeños es un estilo de vida diferente, piensa que para mucha gente lo que ellos ven de los pueblos (menos personas, menos servicios, menos vida, menos trabajo) son cosas negativas, pero no todo el mundo piensa igual.

En la actualidad, en especial en la era de internet, mucha gente trabaja desde casa y no necesita contar con estar en un lugar de trabajo como una fábrica o una empresa. Y respecto a los servicios, éstos son fáciles de conseguir si te organizas bien y tienes un coche o forma de transporte para que puedas moverte libremente.

Eso sí, la recomendación es encontrar un lugar pequeño con buenos accesos, que tenga escuela, hospital cerca y servicios de transporte, sanitarios y todo lo necesario para poder realizar una vida normal los 365 días del año.

Pero además, en los pueblos la vida es diferente ya que se fomenta la comunicación y todo pasa por hablar con el resto de habitantes. La comunicación es una parte fundamental del ser humano.

Nuestra naturaleza es la de seres sociales y tenemos la necesidad de comunicarnos entre nosotros. Todo el mundo siente en su interior la necesidad de hablar, de conectar con el resto de la gente.

Y es que si te detienes a pensar son pocas las oportunidades que tenemos a lo largo del día para establecer una conversación real, de confianza, pero sobre todo, con calma y de calidad.

Esto en los pueblos ocurre de forma natural y nada forzada. Vas por la calle y conoces a tus vecinos, y es casi imposible que no te pares a saludar o a charlar aunque sea un minuto.

Por otro lado, estás lejos de la contaminación, las aglomeraciones, los centros comerciales y estás menos expuesto al consumismo y la vida agotadora que nos marca la sociedad actual.

El ritmo acelerado que tenemos nos agota tanto que no es extraño que al llegar a casa del trabajo lo único que nos apetezca hacer sea tumbarnos y descansar un rato. En un pueblo pequeño, ésto es casi impensable y es que la vida, el ritmo, es diferente, es lento, pausado, en definitiva, la calidad de vida es mejor en un pueblo pequeño.

¿Y tú conocías todas estas ventajas de vivir en un pueblo pequeño? También tienes la opción de ir el fin de semana, o ciertos días al año, la clave es que seas feliz y tengas una vida diferente, pero que te guste. ¡Y es que en Renovalia LifeStyle nos gusta promover otra forma de vivir la vida!