¿Cómo preparar la casa para el invierno?

¿Cómo preparar la casa para el invierno?

Diciembre y Navidades son sinónimo de frío y bajas temperaturas. El problema del frío es que no sólo nos afecta a nosotros, sino también, y aunque parezca mentira, lo hace con los edificios e instalaciones. Afortunadamente, existen formas para mejorar la comodidad y aumentar el calor para que no escape al exterior. Pero, ¿cómo lo conseguimos?, de eso va a tratar este post en el que te contaremos cómo preparar la casa para el invierno y te vamos a dar una serie de indicaciones para que tú y tu familia paséis un invierno cómodo y sin apenas frío.

Llega el invierno, ¿qué debo saber?

Como indicábamos al principio el invierno significa frío y más frío, pero eso no significa que tengas que pasarlo. Además, que el frío no es igual. Y es que existen diferencias entre vivir en la costa o en el interior. El frío no es el mismo si resides en Huelva que si lo haces en plena Sierra de Madrid.

Mientras que en la costa puede hacer frío, es diferente al interior. Te contamos esto para que entiendas que las medidas que debes tomar deben estar basadas en donde vivas y en las características meteorológicas de la zona donde esté tu casa.

Por lo que aquí te contamos unas recomendaciones básicas. Si vives en la costa o en zonas con altos niveles de humedad, nos referimos a más de 70, como Galicia es ideal que cuentes con aparatos deshumidificadores que además de ayudar con la temperatura por el efecto del aire caliente reducen la humedad al quitar el agua del ambiente.

Y es que precisamente la humedad contribuye a aumentar el efecto del frío en las casas incluso aunque haya una temperatura que no sea excesivamente baja. De hecho, a los que vivimos en la costa nos puede dar la sensación de que un día de lluvia y viento con una humedad de 90 y a 11 grados hace más frío que en el interior con 2 grados y con frío seco.

¿Cómo preparar la casa para el invierno?

Y es que la humedad mata todo el calor que la vivienda produzca, por lo que debes hacer todo lo posible por reducirla. Otro método que ayuda mucho es la preparación en el exterior y también en el interior de productos impermeabilizantes que impiden que la humedad penetre en el interior.

Y es que en ocasiones el agua entra a través de las paredes, en especial, en los marcos de las ventanas. Para solucionarlo del todo te recomendamos que consultes con la comunidad de vecinos para reparar la fachada, pero si ese no es el caso o vives en una casa puedes optar por una solución efectiva, pero temporal que es pintar dentro de la casa con pintura especial efecto anti humedad para expulsar la humedad al exterior.

Otro consejo es colocar ventanas dobles o contar con una marca de ventanales que impida la humedad como las ventanas VELUX, sin embargo, esta opción no es válida para todo el mundo por el alto coste e instalación.

Métodos para evitar la humedad

Afortunadamente, existen formas económicas para evitar que haya poca humedad. Una de ellas es aprovechar la luz natural y potenciar la casa con colores claros para que el ambiente no sea tan pesado.

Otra solución es pintar las paredes de blanco y aprovechar los espacios colocando espejos que reflejan la luz. Esto consigue dos cosas, por un lado le da luminosidad y vida al ambiente y por otro reduce la factura energética al gastar menos luz.

La humedad y el frío nos complican la vida, pero tenemos formas para combatirlos y la tecnología es una de ellas. Lo bueno de la tecnología es que podemos combinar sistemas de eficiencia con la disminución de la temperatura en nuestro hogar. ¿Cómo lo conseguimos?, fácil gracias a elementos de control como los aparatos que nos vende Amazon o Google.

Estos dispositivos de control de voz se pueden conectar con la caldera y la electricidad de nuestra casa para gestionar de forma eficiente el control energético. Eso sí, te recomendamos que escojas las habitaciones y lugares donde instalarlo y es que igual hay alguna habitación que no te merece la pena calentar por lo grande que es.

Además, puedes aprovechar para pedir consejo a tu operador energético la mejor tarifa y servicio para ahorrar combustible y energía. Generalmente las empresas de combustible y gas como Fenosa y Repsol ofrecen una serie de aplicaciones con las que podemos jugar a gestionar el gasto de combustible.

Si tienes otros métodos como paneles solares, estufas de pallets o energía geotérmica siempre puedes ajustarlas a los aparatos de control. La clave es conocer tus necesidades en base al cálculo energético de tu casa. Para ello debes saber cuál es el consumo de tu casa según el número de habitaciones y personas que habiten tu hogar.

Así, puedes hacer estimaciones de lo que puedes gastar cada mes.

Soluciones clásicas para evitar el frío

No todo el mundo tiene caldera o se puede permitir el lujo de comprar una estufa de pellets y al final opta por soluciones clásicas como las estufas eléctricas y de aceite que son fáciles de transportar pero consumen bastante. Afortunadamente, también existen otros métodos que nos ayudan a preparar la casa para el invierno y no salen tan caros.

Por ejemplo, podemos colocar textiles por la casa (nunca fallan) y así matamos dos pájaros de un tiro, quitamos algo de frío y le damos color al hogar. Para ello, podemos instalar alfombras, mantas, cojines en lugares estratégicos para aumentar un poco la temperatura interior.

Otra solución es tener una pequeña estufa de gas colocada de forma estratégica o encender los acumuladores por la noche para tener calor durante el día. Además de los calentadores existen otras soluciones como colocar tarima flotante que además de cuidar y renovar nuestro suelo aumentan la temperatura del hogar.

Este tipo de reforma no es recomendable hacerla en invierno ya que la humedad varía la madera y tarda más tiempo en secar, sin embargo, es un método eficaz a largo plazo y que no sólo ayuda a preparar nuestra casa para el frío sino es un elemento estético y protector para nuestro suelo.

Por no mencionar que no es tan caro y merece la pena su instalación. A continuación, te dejamos unos pequeños consejos que seguro que te ayudan a combatir el frío.

  • Tapa los huecos de las ventanas.
  • Colocar burletes de madera o metal en las puertas para que no entre ni salga el aire. Así, el aire caliente del interior no se escapa fuera de la casa.
  • Ventila, pero no te olvides de cerrar.
  • Dirige el calor de otras habitaciones.
  • Usa elementos de calor como bolsas, estufas y sábanas polares o de coralina con las que seguro no pasas frío.

Y esto es todo, esperamos que todos estos consejos te ayuden a combatir el frío de tu hogar y preparar tu casa para el invierno. Y es que en Renovalia LifeStyle nos gusta vivir la vida diferente y ayudarte a conseguirlo.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.