Las reformas de baños modernos revalorizan tu vivienda

Las reformas de baños modernos revalorizan tu vivienda

Si te digo que existen baños modernos que revalorizan la vivienda seguro que te quedas a cuadros. Pues, efectivamente, además de ser una de los cambios más habituales en las viviendas las reformas de baños modernos revalorizan tu vivienda hasta un 20 % más de su valor inicial. ¿Cómo es esto posible?, fácil, se trata de una inversión de lo más productiva ya que le da vida a una habitación que usamos a menudo y que tiene un impacto favorable en el valor de venta gracias a mejorar la funcionalidad y dar un nuevo diseño al baño.

Claves para llevar a cabo una reforma en un baño moderno

Las reformas de una casa son imprescindibles para mejorar la calidad de vida de los que viven dentro de ella, pero también es algo necesario ya que el paso del tiempo pasa factura y el uso constante acaba deteriorando tanto muebles como paredes y en general las instalaciones sufren los efectos de envejecimiento al pasar los años.

El baño tampoco es ajeno al paso del tiempo, todo lo contrario, es una de las habitaciones, junto a la cocina, que más se desgastan. De ahí, la necesidad de cambiar los muebles, tuberías o en las reformas más sencillas cambiar el inodoro, arreglar la ducha o sustituir la mampara.

Teniendo en cuenta que el gasto medio de un español a la hora de renovar su baño se coloca entre los 2.500 y 4.00 euros de media, según datos en prensa,  y que esta inversión aumenta un 20 % si vendemos la casa o piso bien merece la pena hacer esta reforma.

Evidentemente, el gasto no es lo mismo si se hace un cambio completo de un baño viejo que otro baño que sólo necesita cambiar los muebles o reparar el inodoro. El denominador común de esta reforma es que es positiva para los propietarios al mejorar el valor de venta y también para los usuarios de la vivienda ya que afecta directamente su calidad de vida.

Antes de llevar a cabo una reforma debemos marcar una serie de objetivos. Hay que tener en cuenta factores como el tiempo, la economía y qué cosas u objetos son merecedores de cambiar. Por ejemplo, igual podemos colocar unos muebles modernos y sustituir la bañera para ganar espacio, o sencillamente queremos instalar una mampara nueva.

Mientras que la primera obra puede llevarnos una semana o un par de días, depende del contratista y los obreros, la segunda se puede hacer en una sola jornada. Por no mencionar que el coste es diferente en cada una. En otras palabras, tenemos que decidir qué cosas queremos cambiar, cuánto es nuestro presupuesto y cuánto tiempo disponemos para realizar la obra.

Por lo tanto, las claves para llevar a cabo una reforma en un baño moderno que atraiga a vendedores y le guste a los usuarios es optar por la funcionalidad y el orden. Nada de cosas extrañas, ni obras que se alargan. Tenemos que aprovechar el espacio que tengamos y seleccionar métodos para aprovechar las tuberías o en caso necesario renovarlas si es necesario.

Lo más normal es optar por cambiar la bañera por un plato de ducha ya que se puede colocar en un día. Otro cambio de lo más común es eliminar el bidé que existe en muchas casas y pisos antiguos.

Otro aspecto que no podemos obviar es aprovechar la reforma para instalar un sistema de ahorro energético como cambiar el calentador por un sistema más moderno. Además, también debemos sustituir las viejas tuberías de plomo que existen en algunas viviendas.

reformas de baños modernos que revalorizan tu vivienda

¿cómo son los baños modernos que revalorizan la vivienda?

El ejemplo típico de un baño moderno que revaloriza una vivienda es aquel que cuenta con ducha acristalada y amplia, un gran espejo para aumentar el espacio interior, mobiliario de pared moderno y minimalista y  azulejos modernos, por ejemplo, con un diseño de píxeles.

El suelo y los azulejos se suelen colocar antes que los muebles, y para ello, lo recomendable es acudir a lo clásico, elige colores neutros como tonalidades de gris, negro o blanco. Lo ideal es consultarlo en la tienda y los materiales que te recomendamos son cerámica, vidrio y gres porcelánico.

En cuanto a los elementos clásicos como el lavabo, la bañera y el inodoro existe una amplia gama de modalidades y diseños. La recomendación es seguir la misma línea de diseño que el resto de la casa, aunque siempre podemos darle un toque más innovador al baño.

Para ello podemos optar por colocar muebles y elementos modernos como un lavabo e inodoro suspendido en la pared. En el caso de la bañera, éstas suelen ser cosa del pasado y las tendencias más vanguardistas optan por colocar platos de ducha. Aquí, se puede jugar con el suelo y colocar un plato de ducha grande.

Sin embargo, lo más común y barato es un plato de ducha de obra. Ambas cosas funcionan y ganan peso poco a poco, aunque también puedes optar por una bañera de hidromasaje en el caso de que tengas espacio y dinero. Si no tienes tanto espacio ni presupuesto siempre tienes la opción de colocar una columna de hidromasaje en el plato de ducha.

Por otro lado y aprovechando la reforma también puede ser interesante colocar algún sistema para evitar la condensación como un pequeño ventilador que chupe el aire o similar. Eso sí, escondido y que haga poco ruido.

La clave de un baño moderno que mejore el precio de venta de una casa es aunar la mejora del diseño y de la funcionalidad del espacio. Combinando ambos aspectos conseguiremos renovar el espacio, mejorar la comodidad del mismo y por supuesto, aumentar el valor de venta de la propiedad.

Finalmente, y para llevar a cabo la reforma debes consultar el presupuesto y que en caso de que necesites llevarla a cabo, pero no tengas suficientes ahorros te recomendamos que optes por pedir prestado el dinero a familia y amigos antes de acudir al banco. También tienes opciones como la banca social que es diferente a la tradicional y ayuda en labores sociales.

Como ya sabes que en Renovalia LifeStyle nos gusta vivir la vida de otra forma. Esperamos que te haya gustado el artículo y lo compartas en redes. ¡Nos vemos en el próximo artículo!