¿En qué consiste la arquitectura millennial y por qué está de moda?

¿En qué consiste la arquitectura millennial y por qué está de moda?

En los medios de comunicación llega de usarse el término millennial para todo tipo de actividades y acciones llevadas a cabo por las personas que han nacido a comienzos de la década de los 80 y a finales de los 90, en concreto entre los años 82 y hasta el inicio del siglo XXI. Esta generación destaca por ser digital, por la globalización y por supuesto, por los altos valores sociales y éticos que promulgan. Estos valores se trasladan a actividades, profesiones y sectores como el mundo de la arquitectura, de hecho, existe la llamada arquitectura millennial y es un término cada vez más de moda más usado.

¿En qué consiste la arquitectura millennial?

Si por algo llama la atención esta generación es por el compromiso, y es que a pesar de que entre ellos se pueden encontrar algunos casos como los ni-nis, que no estudian ni trabajan, lo cierto es que este grupo de gente representa en torno al 27 % de la población mundial, es decir, un poco más de 1 entre cuatro personas son millennials.

Para comprender la arquitectura millennial debemos entender como piensa esta generación diferente que no se apasiona tan fácilmente, pero a la que les gusta crear proyectos nuevos, descubrir cosas diferentes, investigar por su cuenta, colaborar y participar en proyectos, pero por encima de todo están comprometidos en acciones como la lucha contra la contaminación, la erradicación de la pobreza o la toma de conciencia de valores como el uso de energías renovables, verdes y limpias.

El impacto de estos valores influye mucho en sus gustos y necesidades. De ahí que mucha de la gente que busca nuevos sitios donde vivir contengan estos valores, en otras palabras, buscan casas renovables, enérgeticamente limpias, pero por encima de todo casas sostenibles y diferentes a las clásicas.

Digamos que esta generación piensa en el futuro de sus descendientes aún incluso en el caso de que no los tengan en ese momento o no los vayan a tener. La arquitectura millennial es comprometida, activa y está muy viva.

¿Cuáles son las características de esta clase de arquitectura tan específica?

Dentro del mundo de la arquitectura destaca la presencia de muchos estudios de arquitectura jóvenes, diferentes, pero sobre todo, influyentes. Esto se debe a que algunos de los arquitectos que triunfan en este mundillo han nacido entre los 80 y los 90. Evidentemente, no todos los estudios proponen este estilo tan particular como es la arquitectura millennial.

Sin embargo, lo cierto es que todo arquitecto y diseñador piensa en las obras que va a realizar con la influencia de y los efectos pasados. Influencias que posteriormente se ven reflejadas en el trabajo y la obra final. El mundo de la arquitectura está vivo y acepta esta influencia de los millennial en la creación de espacios que comparten una serie de características.

Al margen de la sostenibilidad, las nuevas viviendas están preparadas de forma diferente ya que están concebidas para un menor número de gente. Y es que si antes era común que un hogar vivieran mínimo de 3 a 4 personas, es decir, familias nucleares en las que estaban el padre, la madre y dos hermanos. Hoy en día esto no es posible, ya que las mujeres tienen un menor índice de reproducción, y a los millennial les encanta viajar por lo que muchos de ellos no quieren saber nada de hijos, bien porque no quieren o sencillamente no pueden tenerlos.

El caso es que las casas son fiel reflejo de la época en la que vivimos, las nuevas viviendas construidas son un claro ejemplo. Por ejemplo, desde hace años es común la aparición de viviendas modulares, de autoconstrucción o casas de madera. Se trata de la búsqueda de nuevos hogares más pequeños o no, pero por encima de todo, adaptados a los nuevos tiempos y estos ya no contemplan casas de más habitaciones, por poner un caso.

Al igual que los espacios y las viviendas han cambiado con el paso de los años, lo mismo sucede con el diseño, los materiales y el lugar de construcción. Ahora se demanda nuevos materiales sostenibles que repercuten en el precio final de la obra, se investigan a los promotores e incluso se buscan nuevos lugares donde construir.

Esto se debe a varias razones, la primera y más evidente es que la burbuja inmobiliaria ha creado un aumento del precio del suelo lo que ha disparado el precio del metro cuadrado. Y la segunda, es que esta generación está concienciada con el medio ambiente y no tiene medio en volver al rural o sencillamente prefiere vivir en entornos más agradables, menos habitados y fuera de los grandes núcleos de población.

Las ventajas de la arquitectura millennial

Evidentemente, no todo el mundo piensa igual y lo que calidad para unas personas es vivir en una ciudad grande para otras lo es vivir en una pequeña. Sin embargo, los beneficios de vivir en un pueblo pequeño comparten grandes características con la arquitectura millennial.

La clave es entender que la arquitectura millennial puede ser llevada a cabo en cualquier entorno y superficie mientras respete características como el uso sostenible de materiales, la creación de espacios amplios, multifuncionales y diáfanos, la creación de áreas de descanso y comunes, el uso de la tecnología a favor del ser humano, el uso de la ecología y la implantación de instalaciones y medidas que ahorren agua y luz y finalmente, el aprovechamiento al máximo del suelo construyendo en vertical.

Bien es cierto que existen muchas tendencias en el mundo de la arquitectura, por mencionar unos nombres, nos encontramos con el minimalismo, el estilo japonés, el nórdico, la arquitectura moderna, el Bauhaus, el estilo post-moderno y el deconstructivo. La arquitectura millennial encaja dentro del moderno y acoge ideas de aquí y allí con el objeto de querer dejar huella en el futuro de la construcción, pero sobre todo, dejar un lugar más sostenible, saludable y mejor para nuestros hijos.

Y es que sin duda esta generación marca tendencias y ya no son futuro sino son presente de esta sociedad por lo que es interesante ver cómo su perspectiva de la arquitectura está cambiando la realidad y el paisaje de las ciudades. Ojalá este compromiso dure mucho tiempo y aunque cambien la forma de hacer las cosas se piense más en los valores y con el corazón que no con la cabeza y el ladrillo.

Por ello, desde RenovaliaLifeStyle nos gusta hablar de estas cosas y estaremos aquí para contaros más historias ahora y del futuro.