Llega la primavera, sigue estos consejos de feng shui para tener un hogar sano

Llega la primavera, sigue estos consejos de feng shui para tener un hogar sano

Consejos de feng shui para tener un hogar sano; la llegada de la primavera es la época perfecta para renovar la casa gracias a técnicas orientales como el feng shui. El inicio de la primavera destaca por el aumento de luz, la subida de temperaturas al alejarse del frío del invierno, los días con más horas y es el momento usado por mucha gente para renovar su hogar y hacer pequeños cambios.

Esta renovación en el hogar se puede hacer a través de la práctica oriental conocida como el feng shui. Este arte milenario metafísico de procedencia china tiene como objetivo mejorar la ocupación consciente y armoniosa del hogar, sobre todo, para conseguir que éste sea un sitio agradable y positivo para la gente que vive en él.

¿qué es el feng shui?

La traducción del chino tradicional del fēng shuǐ, o 風水, se traduce como viento y agua. Aunque mucha gente piensa que el feng shui no es una ciencia y que son una especie de tradiciones y costumbres chinas, lo cierto es que la gente que lo prueba queda contenta con la experiencia. Además, su influencia taoísta de la cultura china intenta mejorar el campo de energía de nuestras viviendas, mejorar la relación del lugar donde vivimos y estudiar la forma más beneficiosa para conseguir un hogar sano, equilibrado y lleno de energía.

El feng shui no deja de ser una especie de decoración milenaria que intenta estudiar la relación entre las personas y el entorno. De hecho, existen estudios que demuestran la importancia del lugar de trabajo, los colores y conseguir la comodidad del espacio donde se trabaja.

Por ejemplo, en el sector profesional se están realizando grandes esfuerzos en conseguir espacios abiertos y diáfanos mediante la creación de oficinas modernas y llenas de vida basadas en la apertura de espacios para mejorar la conversación interpersonal y así crear relaciones más sólidas entre los trabajadores y mejorar el ambiente en el lugar de trabajo.

En otras palabras, la calidad del espacio y el entorno en el que vivimos es de suma importancia para el ser humano. De ahí que queramos enseñarte diferentes formas de decorar y poner en orden tu casa gracias el feng shui. A continuación, te lo explicamos con más detenimiento;

4 Consejos de Feng shui para tener un hogar sano

El hogar es uno de los lugares más importantes de nuestra vida, y es que a pesar de que pasamos unas 8 horas de media en el trabajo (el equivalente a 1/3 de nuestro día), la casa es el sitio donde descansamos, nos divertimos y pasamos el tiempo en compañía de nuestra familia, amigos y seres queridos. Por ello, os vamos a contar 4 consejos de feng shui para tener un hogar sano y cómo sacar el mejor provecho de este arte milenario para renovar la energía y alejar las malas vibraciones de vuestro hogar.

Todos los espacios y habitaciones deben estar en armonía:

El feng shui se base en la fluidez y la energía, por ello, es fundamental ordenar los espacios y habitaciones para que el hogar sea un sitio armonioso. Según este arte milenario podemos hacer los siguientes cambios para mejorar la armonía del hogar. Toma nota:

La mejor casa para aplicar el feng shui es una de planta cuadrada ya que la energía se reparte de forma equitativa en todos los lugares, sin embargo, la mayoría de los inmuebles no tienen planta cuadrada y suelen ser rectangulares o una combinación de formas geométricas que poco tienen que ver con un cuadrado. Por ello y para reforzar la armonía del lugar el feng shui recomienda usar mesas y muebles con formas delicadas y evitar las puntas.

Otro truco es poner algún objeto con agua en la zona norte de la casa, una jarra, un buda en forma de fuente con agua, un jarrón o una pecera también son buenas opciones. Recuerda, el objetivo es abrir espacios y no interrumpirlos por lo que hay tener cuidado con el orden y la limpieza.

Otros consejos de feng shui para tener un hogar sano y mantener los espacios y habitaciones en armonía son instalar la cocina en el oeste, el baño en el norte (siempre que sea posible), colocar los espejos separados de las puertas y ventanas para que la energía entre sin problemas. Los colores más ideales en el salón son el amarillo y el verde, en cambio, en la cocina pueden ir tonos tierra como el marrón, grises claros y oscuros o colores amarillentos y rojizos como las tejas.

Si tenemos una cocina blanca y negra y no queremos cambiar los azulejos lo podemos neutralizar añadiendo objetos con colores tierra. Mientras en el resto de habitaciones deben abundar los tonos claros como el beige.

EN LA COCINA, Separa el fuego y el agua:

El agua y el fuego son de especial importancia en el feng shui, el agua se representa en la forma del fregadero y el fuego equivale a la cocina. Por ello, estas dos zonas deben estar separados lo máximo posible para que tengamos armonía y la energía fluya lo mejor posible en el hogar.

Sin embargo, en muchos hogares esto es imposible ya que suelen estar pegados. Un truco para evitarlo es colocar un trozo de madera entre el fregadero y la vitrocerámica, también vale una maceta con tierra ya que la energía de la tierra evita que el agua apague el fuego.

Trucos para el comedor

La orientación del comedor es muy importante en el feng shui ya que cada punto cardinal tiene una energía diferente. Por ello y en la medida de lo posible el comedor debe estar colocado en la parte frontal de la casa y lo más cercano a la cocina en el caso de estar en espacios separados. También debe estar alejado de la entrada.

En el caso de que estén pegados podemos colocar algún objeto que impida ver el comedor desde la entrada. Eso sí, hazlo de forma que no obstaculice la energía y no interrumpa el paso de la gente. La mesa y los colores también son otros factores importantes.

En el caso del salón, lo ideal son las mesas redondas. Aunque las mesas cuadradas también se admiten si se eliminan las esquinas mediante manteles y adornos que reduzcan las partes puntiagudas y esquinas. Por otro lado, es buena idea colocar la mesa lejos de las puertas para que la energía fluya positivamente por la estancia.

Los colores deben tener una mezcla entre estimular el apetito y energéticos, pero sin pasarse. Por ejemplo, tonalidades cálidas como el naranja, burdeos, melocotón, amarillos suaves y colores pastel o salmón. En caso de que las tengas en negro o marrón, intenta compensarlas con textiles y sofás en colores cremas, blanco y salmón. Evita en la medida de lo posible los colores fríos como el gris y el negro, aunque el feng shui admite objetos en color metal.

La importancia de la habitación principal y los muebles

Al igual que en el salón el feng shui recomienda evitar los colores fríos para mejorar la intimidad de la pareja. El feng shui aconseja conseguir una buena cabecera en madera o tapizada ya que son firmes, pero cómodas. Elegir un buen colchón también es fundamental para este arte milenario, por ello recomienda no comprar colchones usados. Eso sí, deben ser altos para que la energía fluya debajo de la cama.

El feng shui prohíbe objetos como la televisión y pantallas que nos alejen de descansar y disfrutar de la compañía de nuestra pareja. La gente a la que le gusten los espejos deberían evitarlos si quieren seguir los consejos del feng shui, lo ideal es alejarlos del frontal de la cama. En caso de que no puedas o quieras quitarlos puedes cubrirlos con una tela.

Por último, sigue estos consejos:¡No pongas tu cama debajo de ninguna viga! !Usa colores cálidos y suaves y no coloques objetos con agua en la habitación! Recuerda que el feng shui es un arte milenario y tiene en cuenta multitud de combinaciones, pero si sigues estos consejos básicos conseguirás renovar la energía de tu hogar y aprovechar la llegada de la primavera.

¡Y recuerda si quieres vivir la vida de otra forma no dejes de leer nuestro blog!