¿Conoces los beneficios de cocinar pan casero? ¡No te los pierdas!

¿Conoces los beneficios de cocinar pan casero? ¡No te los pierdas!

Existen alimentos que están demonizados y carecen de la fama de sanos como las frutas y verduras. Uno de ellos es el pan casero, y es que el pan tiene más ventajas de las que conocemos, no sólo en nuestra salud, sino a la hora de mejorar las relaciones y ahorrar dinero. Pero, ¿de verdad es posible? En este artículo te vamos a enseñar todos los beneficios de cocinar pan casero y cómo repercute positivamente en tu salud y cartera.

Pan casero, un alimento sano, barato Y ACCESIBLE PARA TODOS

En ocasiones, desconocemos todas las propiedades de un producto o alimento y es difícil quitarnos de una idea preconcebida. Esto ocurre, por ejemplo, con alimentos sencillos y de toda la vida como el pan. Párate a pensar un momento, el pan es un alimento que lleva comiéndose toda la vida y por algo será.

El pan es un alimento indispensable en la dieta de la mayoría de las culturas y por algo será. Desde hace siglos se viene usando, cocinando y comiendo de diferentes formas, tamaños e ingredientes.

Lo bueno del pan es que se puede hacer de una infinidad de formas y combinar con otros ingredientes como cereales, frutas y alimentos variados para darle el toque exacto a nuestros gustos y necesidades. Pero ese es otro apartado. Primero vamos a hablar de los beneficios del pan casero.

¿Cuáles son lOs BENEFICIOS del pan casero?

Sin duda, el pan de la panadería está muy rico, pero no hay nada mejor como el pan casero. ¿Por qué? Las razones son evidentes:

  • El pan es un alimento imprescindible pero a veces no sabemos escoger el más adecuado. Imagina que un miembro de tu familia tiene problemas con el trigo, con el gluten o es alérgico a algún compuesto que pueblan los panes industriales. El pan casero te permite añadirle más ingredientes que los típicos (harina, agua, sal y levadura). Tú puedes agregar el agua que quieras, y cuando decimos el que quieras es totalmente cierto. Aunque no lo parezca no todas las aguas saben igual, si no prueba una cerveza o un café y notarás muchas diferencias con respecto al agua.
  • Muchos de los panes industriales (no todos, pero sí la mayoría) se ponen duros con el paso del tiempo. El pan casero te permite regular los ingredientes y regular la cantidad de espelta, avena o cebada. De esta forma, puedes conseguir panes que duran más tiempo de lo normal. Incluso los puedes congelar para disfrutar cuando quieras.
  • Elaboración propia y conocimiento de lo que consumimos. En una sociedad tan preocupada por la salud como la actual, es fácil dejarse llevar por alimentos integrales, biológicos, ecológicos o light. Sin embargo, no todos los etiquetados bajo esta denominación lo son y desconocemos con exactitud lo que estamos comiendo. Con la comida casera no tenemos este problema. Los beneficios de cocinar pan casero nos permiten saber con todo detalle los ingredientes que usamos, y es que somos nosotros los que estamos haciendo el pan y no dependemos de terceros.
  • El pan casero está de moda. Efectivamente, el pan casero es un alimento cada vez más famoso y que se consume más. A veces parece que en España llevamos años de retraso con otros mercados como el anglosajón. En estos países, el pan casero lleva años de moda y ventaja con respecto a nosotros. Prueba de ello es que cada vez más gente hace vídeos con sus recetas, o por ejemplo, el aumento de páginas que venden panificadoras. Si visitas un poco la web encontrarás multitud de foros, vídeos y lugares donde la gente comparte sus recetas, aventuras y lugares favoritos para comprar este alimento imprescindible en nuestras dietas.
  • Beneficios para la salud. Poco vamos a añadir en este apartado, y es que aunque existen estudios que afirman que el pan engorda o que el integral engorda menos, lo cierto es que el pan casero tiene múltiples ventajas (fuente de fibra, ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, favorece el tránsito intestinal) y beneficios para nuestra salud. El almidón de los cereales es lo que provoca el aumento de insulina, la hormona que controla el equilibrio entre los hidratos de carbono y las proteínas de cada alimento. Otro de los beneficios de cocinar pan casero es que podemos regular la cantidad de fibra, de cereales y de todos sus componentes, en definitiva, reducimos la cantidad de almidón y los problemas derivados del mismo.
  • El pan casero es ideal para personas con problemas o trastornos alimenticios. Por ejemplo, podemos hacer pan casero integral apto para celíacos, para diabéticos, para personas con problemas intestinales o para deportistas. ¡Piensa que el pan casero lo hacemos a nuestra medida y él se adapta a nosotros, no al revés como ocurre con el industrial!

Sólo piensa en las posibilidades del pan casero:

  • Pan de semillas de lino, de chía, de trigo.
  • Pan de soja.
  • Pan de alta calidad y a tu gusto.
  • Pan casero integral.
  • Ideal para veganos y vegetarianos.
  • Postres para toda la familia.
  • Conoces los ingredientes.
  • Evitas añadir ingredientes dañinos, conservantes o azúcar.
  • Usas la harina que más te guste (madre, espelta, cebada, trigo, etcétera).
  • Menos sodio y mejor sabor.

¿Cuántas clases de pan casero existen y cómo lo cocinamos?

Existen tantas clases de pan casero como de ingredientes y personas. Lo bueno de este alimento es que admite miles de formas de cocción y preparación. Desde el amasado a mano, pasando por la cocción en un horno de leña o de casa, hasta la elaboración en una panificadora. De hecho, muchas personas interesadas en mejorar la salud en el hogar compran panificadoras para cocer pan.

Lo bueno de este pequeño electrodoméstico es que no sólo vale para cocinar pan casero, sino para hacer postres, bizcochos, pastas, mermeladas e incluso masa casera para hacer pizzas a nuestro gusto. Pero, espera que hay más ventajas. Algunas panificadoras permiten hacer la masa y hornearla. Es decir, matas dos pájaros de un tiro.

Pero siempre puedes hacer la masa y mezclar los alimentos a tu gusto. Mucha gente prefiere la forma tradicional de cocinar pan casero. ¡Tú eliges! Lo bueno es que existen tantas clases de pan como queramos. Cocinarlo depende de ti, de tu tiempo disponible y del dinero que quieras invertir en el mismo. La inversión en una panificadora la rentabilizas en unos meses si haces pan un par de veces al mes.

Uno de los beneficios de cocinar pan casero es que puedes hacer una tanda de pan enorme y guardarla en el congelador. Así no necesitas pasar horas atendiendo el pan. Recuerda, que la panificadora te avisa cuando el pan está listo y lo mantiene caliente durante una hora aproximadamente y si prefieres a mano también puedes ¡El resto depende ti, al igual que la elección de los ingredientes!

¡Esperemos que os haga gustado este artículo! Recuerda que el pan casero está de moda, y es que en Renovalia nos gusta vivir de forma diferente, pero saludable!