¿Cómo evitar accidentes infantiles en casa?

¿Cómo evitar accidentes infantiles en casa?

Home sweet home“, es decir, hogar dulce hogar reza el dicho. El problema es que a veces el hogar es un lugar poco protegido y peligroso para la salud de nuestros hijos. De hecho, las cifras indican que más de la mitad de los accidentes que sufren los menores de cinco años suceden en casa. Por ello, en el artículo de hoy te contamos todos los detalles sobre cómo evitar accidentes infantiles en casa.

No te dejes llevar por la sobreprotección ni tampoco te excedas en subestimar la fuerza, la curiosidad y habilidad de tu pequeño. Convierte tu casa en un lugar seguro y protegido con los consejos que te damos a continuación:

¿Cuáles son los peligros caseros más abundantes?

Quédate con la cifra inicial, y es que alrededor del 54 % de los accidentes de los menores de cinco años suceden en el hogar. Esto debería ser suficiente para que tomes nota de la importancia de reforzar la seguridad de tu casa. Sin embargo, no nos referimos a convertirla en un bunker, sino de tomar medidas preventivas que ayudarán a minimizar los problemas.

Lo primero que debes tener en cuenta son los riesgos más evidentes y conocer lo que le puede pasar para evitarlo. ¡Y es que recuerda, quien conoce a su enemigo tiene más posibilidades de vencerlo! En otras palabras, si sabes los riesgos conocerás la mejor forma de evitarlos. Por ejemplo, ¿sabías que muchos de esos accidentes se producen en la cocina?

Efectivamente, muchos de los productos químicos de limpieza de la casa como la lejía se encuentran en la cocina. Si a ello le sumas los aparatos peligrosos no sólo para los niños, sino también para los adultos como los cuchillos, machetes y objetos cortantes que se usan para cocinar, la cocina es un lugar de lo más peligroso.

Por ello, lo mejor de todo es evitar que entren en la cocina, en especial cuando estamos cocinando y tengamos agua o aceite hirviendo cerca. De esta forma, ahorraremos muchos problemas y sustos innecesarios. El problema es que los niños no son capaces de estar quietos cinco minutos y no paran de pasear y demandar atención.

Por ello, una manera efectiva de evitar que entren en zonas no deseadas es limitar su espacio de juegos o bien crear barreras para que no entren en determinados sitios. Limitar su radio de acción es una forma efectiva de tenerlos controlados, para ello puedes usar soportes especiales que venden en las tiendas para evitar que entren en una habitación.

SI a este sistema le juntas un altavoz inalámbrico como los que usas con los bebés sabrás en todo momento lo que está haciendo. Si no cuentas con esa opción puedes optar monitorizarlo con una cámara web, o un móvil que tengas duplicado y que te envíe su imagen y voz. Existen aplicaciones que te ayudan a configurar y vigilar a tu pequeño. A continuación, te nombramos unas cuantas:

  • Dormi – Baby Monitor.
  • App iSitter.
  • BabycCam.
  • IP Webcam, con la que convertirás tu teléfono móvil en una cámara de vigilancia que te envía la señal vía IP. (Es válido sólo para móviles Android). Si quieres una opción para iOS tienes opciones como AtHome, Manything y Alfred, todas ellas pueden ser usadas en Android y teléfonos de Apple).

Por otro lado, es importante que distingas los accidentes. Y es que no es lo mismo una caída, que una quemadura, un corte o peor todavía, una corte eléctrico. De los poco más de 700.000 accidentes que se producen cada año en nuestro país la mitad son caídas leves. Es decir, unas 1.000 caídas cada día. El problema es el resto, los otros 1.000 y es que ahí se pueden producir heridas y problemas como cortes, asfixias y quemaduras.

El problema es que una quemadura leve en un niño es más molesta que en un mayor. Para evitar accidentes de riesgo mayor en los niños debemos intentar no dejarnos llevar por las prisas, sobre todo, cuando hacemos cosas como cocinar y limpiar.

Las clases de accidentes más comunes:

  • Caídas y golpes conforman poco más de la mitad de los accidentes. Por ello, para evitar chichones, cortes y caídas debemos tener los muebles ordenados, las cosas recogidas y evitar cables tirados y juguetes u objetos, que suelen ser la causa más probable de la mayor parte de las caídas diarias. Y es que es normal que los niños cuando crezcan se caigan, pero siempre es mejor prevenir que curar.
  • Envenenamiento, problemas estomacales y ahogamiento. Estos incidentes vienen a causa de ingerir productos en mal estado, peligrosos, tóxicos o químicos. Por ello, debemos retirar de la vista de los pequeños todo los líquidos y productos que sean un peligro. Asimismo, evitar que jueguen con juguetes pequeños o que no cumplan las medidas de seguridad europeas y se puedan ahogar al morder alguno.
  • La asfixia y el atragantamiento son bastante probables, sobre todo, si a tu pequeño le gusta morder todo lo que tiene a mano y es curioso por naturaleza. Para evitar esto, retira todos los objetos pequeños como llaves, monedas y pilas, ya que los atraen igual que las cosas brillantes a los cuervos. Cuando lo duches, nunca lo dejes solo en la bañera, ya que se puede ahogar en superficies con menos de 20 centímetros agua.

Algunos consejos para evitar incidentes En CASA

  • Aleja los cables de los electrodomésticos, en especial, de los grandes y no permitas que se descuelguen.
  • Guarda siempre las cerillas y objetos para encender el gas o el fuego, como los mecheros, en cajones altos o lugares difíciles de llegar.
  • Los cuchillos es mejor tenerlos en fundas, si es posible, y en lugares apartados. En caso de que no puedas guardarlos, prestar mayor atención cuando los uses y haya niños a tu alrededor. Un consejo, el lugar de los cubiertos debería ser el más alejado del suelo.
  • Cierra y bloquea el horno cada vez que lo uses, en especial, los que están a nivel del suelo y debajo de la vitrocerámica ya que están a tiro de los pequeños.
  • Cierra las ventanas.
  • Bloquea los enchufes con sistemas de bloqueo especiales para pequeños.
  • Guarda los productos de limpieza y químicos en un lugar apartado.
  • Cierra las puertas del lavavajillas, lavadora y secadora para evitar que los más pequeños entren en ellos.
  • Retira los objetos de cristal o cerámica de las mesas para que no los tiren.
  • Coloca la televisión en un lugar de forma que no se mueva ni tambalee.
  • Las medicinas deben estar fuera de la vista.
  • Ten un extintor a mano para evitar incendios en la cocina.
  • Cuando cocines coloca los mangos de las ollas hacia adentro para evitar caídas y derrames.
  • Refuerza la cuna del bebé y las esquinas punzantes de los muebles con gomaespuma para que, en caso de que caigan, no se hagan daño. Esto es recomendable, en especial, cuando están aprendiendo a caminar y gatear. Una vez pase esta fase puedes retirar las protecciones.
  • Retira la cama de las ventanas o escaleras.
  • Cierra con llave los lugares peligrosos como la sala de las lavadoras, el trastero, el garaje, etcétera.
  • Usa vajilla de plástico para dar de comer a tu pequeño.

¡Seguro que si sigues la mitad de estos consejos sobre cómo evitar accidentes infantiles en casa y los llevas a la práctica reducirás los problemas y te sentirás más seguro teniendo una casa a prueba de accidentes infantiles! ¡Y recuerda, en nuestro Blog Lifestyle estamos a favor de otra forma de vivir la vida!