¿Cómo reparar la casa para el verano?

¿Cómo reparar la casa para el verano?

Preparar la casa para el verano es la oportunidad perfecta para aprovechar el buen tiempo pintando y hacer pequeñas reformas, así como renovar el aspecto de muebles, paredes y textiles y por supuesto, hacer una puesta a punto de aparatos como el aire acondicionado, ventiladores, toldos y persianas que ayudan a que no haga un calor infernal dentro de nuestra casa.

¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo y sabrás cómo decorar y preparar la casa para el verano.

Preparar la casa para el verano

El verano es la época perfecta para renovar el aspecto de nuestro hogar y pintar ya que a diferencia del invierno en temporada estival la pintura y el barniz seca mucho más rápido, no llueve, podemos abrir las ventanas para ventilar y se hace todo más rápido.

Además, podemos aprovechar para hacer reparaciones como el cambio de parque, colocar tarima flotante o instalar un falso techo de escayola. Hacer esta clase de operaciones es más fácil en verano que con frío ya que, el invierno complica las cosas, por ejemplo, la tarima flotante varía de tamaño a consecuencia de la humedad o el barniz y la pintura tardan días en secar y el olor dura más tiempo al no poder abrir las ventanas por la lluvia y el frío.

Las pequeñas reparaciones también pueden ser llevadas a cabo en verano. Hacer pequeñas obras nos permite mejorar nuestras condiciones y calidad de vida. Cambiar enchufes, pintar, renovar mobiliario, colocar plantas, crear un nuevo espacio o despacho, intercambiar posiciones de los muebles o sencillamente, hacer limpieza general es posible en verano.

Primero hablaremos de preparar la casa para el verano desde el punto de vista estético y decorativo y después desde un punto de vista reformista y personal.

Renueva y decora tu hogar

Verde en todas partes

Podemos aprovechar el calor para instalar una pequeña huerta en casa. El espacio no es excusa ya que podemos colocar plantas con semillas en rincones donde además de no molestar ejercen de objetos decorativos y ayudan a refrescar el ambiente de la casa.

Si por el contrario tenemos sitio como una terraza o un salón grande podemos adquirir plantas de interior resistentes y que necesiten poca agua como el bambú, los cactus, la violeta africana, la costilla de Adán, la lengua de suegra o plantas más estéticas como el anturio rojo, la peperomia, la tillandsia o plantas diferentes como el aloe vera que podemos aprovechar para usar en heridas y pequeñas infecciones.

Si nos gustan las huertas podemos colocar unas pequeñas macetas para plantar hortalizas fáciles de plantar como el tomate, la zanahoria, la lechuga o la cebolla que podemos adquirir en brotes o en semillas según sea quieras ver los resultados más rápidos. Antes pregunta a un experto en plantas. No todas las hortalizas se pueden adquirir en forma de brote o semilla.

El poder de los textiles

En artículos anteriores hemos hablado del potencial que tienen los pisos pequeños o cómo decorar tu casa si buscas alquilar tu vivienda a turistas. En todos ellos hemos mencionado el poder de los textiles, y es que el cambio de estación y la llegada del calor obliga a guardar las mantas, los edredones, las alfombras y cambiarlas por textiles suaves como el algodón o el lino.

Y es que si en la ropa diaria cambiamos la ropa, ¿por qué no hacerlo en la casa? Piensa que los textiles, como las alfombras y edredones, son una fuente de calor y lo que necesitamos es refrescar no calentar más. Bien es cierto, que no vamos a dormir con el edredón, pero en la habitación podemos cambiar las alfombras por pequeñas esterillas o si lo preferimos retirarlas hasta el otoño.

En el salón, la cocina y el comedor también podemos cambiar la decoración colocando manteles coloridos y frescos para renovar el aspecto del salón. Si usamos manteles que no usamos desde hace tiempo, te recomendamos que los laves antes para que el polvo no se acumule en la casa.

Si tienes un sofá de cuero o piel que dé calor puedes optar por colocar una funda o tela de materiales frescos como el algodón o lino, que impedirá que el calor de nuestro cuerpo sea absorbido por el sofá. Además, estos materiales impiden que el sudor, la arena, la crema bronceadora que se nos queda en la piel pase al sofá.

Estilo reformista y personal

El verano saca nuestro lado más creativo y es que en estas fechas podemos invitar a nuestros amigos y familiares a cenar a nuestro piso y si tenemos la suerte de tener una casa o buhardilla, hacer una pequeña barbacoa y disfrutar de la compañía de los nuestros.

Estas fechas es un buen momento para hacer pequeñas reformas en la casa, en especial, si es nuestra segunda vivienda y no vamos a menudo a ella. Pintar las paredes, colocar estores y elementos que potencien la luz es algo básico.

Pero tenemos opciones diferentes y fáciles de hacer como colocar estanterías, librerías y lámparas led que nos harán la vida más fácil y cambiarán el aspecto del piso por completo. Una forma de conseguir una renovación es cambiar todo sin cambiar nada, es decir, tocar lo mínimo, pero que parezca que hemos realizado un gran cambio.

Para ello, podemos optar por mezclar estilos, un ejemplo claro es colocar una mesa de diseño industrial en una cocina rústica o instalar un separador o biombo en un salón para dividir las estancias. Podemos renunciar a las mesas y sillas y elegir un estilo zen y minimalista si colocamos sillones, pufs y una alfombra central con un mueble plegable que haga las veces de mesa.

Mantenimiento y revisión

Finalmente, hablaremos de lo relacionado con el aire acondicionado y la ventilación, para ello es imprescindible revisar el aparato de aire acondicionado y comprobar el estado de los filtros, ver que el mando funciona y limpiar los ventiladores y las zonas por donde sale el aire.

Puedes aprovechar para limpiar el polvo de las persianas, engrasar el toldo y limpiar los filtros de pequeños electrodomésticos como los deshumidificadores o la lavadora. Si tenemos un ventilador en el salón y el baño, también podemos hacer una pequeña puesta a punto de los mismos pasando un cepillo entre las aspas para que gire mejor.

Estés en la montaña o en la playa, esperamos que disfrutes del sol y las altas temperaturas, ten cuidado y protege tu piel, pero sobre todo,  que sigas leyendo nuestro blog de estilo de vida diferente y aproveches estos consejos para preparar tu casa para el verano.