CARGANDO

Escribe para buscar

¿Cómo hacer una pequeña huerta en tu casa este verano?

Salud y Alimentación

¿Cómo hacer una pequeña huerta en tu casa este verano?

Compartir
huerta en tu casa

El verano es una época de cultivo y es que el calor y las horas de sol es una combinación perfecta para que las plantas crezcan más rápidas y sanas. Por ello, en el artículo de hoy os vamos a hablar de cultivar plantas y hortalizas caseras, toma lápiz y libreta ya que seguro que te interesa cómo hacer una huerta en tu casa. Lo primero de todo es animar a todo el mundo a aprovechar el más mínimo rincón para plantar algún tipo de planta, frutas y hortalizas. Y es que el espacio no debe ser ninguna excusa a la hora de plantar frutas y verduras, apenas necesitarás una esquina para plantar tu planta o fruta favorita. A continuación, te explicamos cómo.

Lo sano y natural, dos veces bueno

Posiblemente ya lo sepas, pero no está de mal recordarlo, los alimentos naturales siempre saben mejor. Las razones son obvias, la primera de todo es porque sabes lo que comes ya que conoces su procedencia. Y el segundo motivo también importante es el disfrute de ver crecer algo que has plantado con tus propias manos. Los agricultores conocen la sensación de plantar algo y ver cada día como crece, lo mismo sucederá si te decides a plantar una huerta en tu casa. 

Lo bueno de todo el proceso es que eres tú el que vas a escoger lo que quieres plantar. Por ello, te recomendamos que elijas en función del espacio y el tiempo. Ten en cuenta que una huerta en tu casa está limitada al espacio y es posible que mucha gente aproveche el hueco de la terraza, una esquina en la cocina o si tiene la suerte de tener un pequeño jardín colocar allí la huerta. El caso es que los metros cuadrados son un pequeño problema, por tanto, es importante escoger y seleccionar las plantas que queremos.

Uno de los primeros consejos que dan los expertos es escoger las plantas que más te gusten. Piensa que posiblemente la cantidad que plantes no te llegue e igual te sientes un poco decepcionado. Lo más recomendable es que optes por las frutas y verduras de la estación. Por ejemplo, ahora en verano es tiempo ideal para plantar tomates, apios, calabacines, pimientos, berenjenas, brócoli, lechugas (mejor a finales del verano) y espinacas.

En cambio, si quieres plantar hortalizas todo el año te recomendamos que te decidas por las cebollas y las zanahorias que son plantas bastantes agradecidas y apenas requieren de mantenimiento al no necesitar demasiados cuidados.

Aprovechar la luz, lo más importante

Hagas lo que hagas y plantes lo que plantes, quédate con este aviso, aprovecha la luz. Este consejo quizás sea el más importante de todos y es que la luz es el factor más determinante a la hora de plantar en tu casa. Ten en cuenta que posiblemente habrá horas y sitios que estén limitados por las horas del sol y tendrán sombra, por ello, debes medir el sitio y escoger con cuidado dónde y cómo vas a plantar.

Una vez tienes claro que la luz es fundamental, es hora de determinar el espacio. Lo primero es aprovechar el espacio al máximo, piensa a lo grande y en 360 grados. Es decir, el espacio no sólo existe a lo ancho y horizontal, también a lo alto y en vertical. Y es que existen varias formas de hacer una huerta en tu casa, bien sea en altura, en vertical o con jardineras en un balcón o ventana que dé al exterior.

Elije la que más te convenga según el espacio que tengas en tu casa. Además, debes recordar que es mucho más fácil partir de brotes que germinar tus propias semillas. Ten en cuenta que para que las plantas crezcan bien vas a necesitar mucho espacio, por espacio nos referimos a las macetas. Por ello, es mejor en la medida de lo posible que obtengas brotes o plantas que planten con brotes.

Si has sido previsor y has plantado con antelación durante la primavera hortalizas como pimientos, judías o tomates este mes es ideal para que estén en el cénit de su crecimiento. Antes comentábamos la importancia de la luz, un dato muy importante es que debes saber que las plantas necesitan de un mínimo de unas seis horas diarias para poder crecer en condiciones. 

Por último, no te puedes olvidar de regar las plantas casi a diario. ¡Ojo, no lo hagas en momentos de calor! Y es que un error que cometen muchos novatos es regar su huerta en las horas de máximo calor como al mediodía o a media tarde. Esto no es aconsejable y debemos esperar hasta la noche o bien temprano por la mañana para regar nuestras frutas y hortalizas caseras. La razón es que la planta está más abierta y receptiva para recibir el agua durante estas horas y la combinación de calor y exceso de agua puede llegar a estresarla.

Pasos fáciles y recomendaciones para tu huerta en casa

  • Escoge los abonos con cautela. Muchos de ellos puedes hacerlos tu mismo de forma orgánica, un ejemplo claro es aprovechar el compost de los residuos orgánicos (alimentos, residuos, posos del café, etcétera) de tu basura y dárselo a tus plantas. También puedes hacer infusiones de cola de caballo que gracias a sus propiedades medicinales (fungicida para combatir hongos, arañas rojas y pulgones) es perfecta para dar una ayuda extra y cuidar a tus plantas 
  • Eliminar las malas hierbas y revisar tus plantas. Afortunadamente, el espacio es tu aliado en este caso y es que gracias a tener pocas plantas con apenas un vistazo podrás ver de forma fácil si tus frutas y hortalizas tienen alguna plaga o insectos.
  • Riega de forma profunda y no superficial y frecuente. Sí, aunque te parezca mentira es mejor que lo hagas menos, pero con más cantidad y siempre con el agua directa a la raíz. De esta forma, las raíces crecen más sanas y fuertes ya que una alimentación directa hace que sean más resistentes en momentos de calor y sequía.
  • Utiliza objetos que tengas en casa, una idea muy buena es aprovechar los cacharros metálicos, latas de plástico y jarras que tienes en casa para reciclar. De esta forma, cuidas el medio ambiente ya que las aprovechas para tus cultivos.
  • Aprovecha los palés para hacer un huerto en vertical. También lo puedes dividir en forma de tablones o estanterías según tus necesidades.

Por último, sólo te toca disfrutar de tus plantas y comerlas. ¡Pruébalas, ya verás cómo están más ricas que las del supermercado! No lo dudes y coloca una huerta en tu casa. ¡Seguro que repites para el año que viene! Y recuerda, si quieres conocer cómo vivir de una forma diferente y saludable no dejes de visitar nuestro blog. Y sobre todo, disfruta del verano y de tus plantas.

 

Etiquetas:

2 Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blog LifeStyle

Suscríbete a nuestro blog LifeStyle

Suscrito con éxito